Vivienda de uso turístico


El pasado 2 de febrero de 2016 entró en vigor en Andalucía una nueva normativa que afecta a las viviendas destinadas al arrendamiento de corta duración.

De acuerdo con El Decreto 28/2016, de 2 de febrero, se consideran viviendas con fines turísticos todas aquellas ubicadas en suelo de uso residencial donde se ofrece, mediante precio, el servicio de alojamiento de forma habitual y con fines turísticos, es decir, con comercialización y promoción a través de los canales de oferta propios de este ámbito (agencias de viaje, páginas web, empresas mediadoras, etc.).

Dicho decreto, en sus artículos 6 y 9, establece una serie de requisitos de obligado cumplimiento para las viviendas destinadas al alquiler de corta duración:

  • Estar inscrita en el Registro de Turismo de Andalucía.
  • Licencia de ocupación.
  • Ventilación directa exterior de los cuartos y sistema de oscurecimiento de ventanas.
  • Amuebladas y dotadas de enseres suficientes.
  • Refrigeración por elementos fijos/calefacción (dependiendo de la época del año en que se alquile), no siendo exigible para bienes catalogados como de interés cultural y cuya protección impida realizar algún tipo de obra necesaria.
  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Información turística.
  • Hojas de quejas y reclamaciones a disposición del usuario.
  • Limpieza de la vivienda a la entrada y salida de los clientes.
  • Ropa de cama, lencería y menaje general, y un juego de reposición.
  • Facilitar un teléfono para resolver dudas o incidencias.
  • Información e instrucciones de los electrodomésticos o dispositivos de la vivienda.
  • Informar de las normas internas del uso de las instalaciones y sobre la admisión de mascotas.

Si posee una vivienda que alquila con fines turísticos, tiene la obligación de inscribirla en el Registro de Turismo de Andalucía. El proceso de inscripción consta de varios pasos:

  1. Firmar una declaración responsable en la que se manifieste el cumplimiento de los requisitos mencionados anteriormente.
  2. Inscribir el alojamiento en el Registro de Turismo de Andalucía.
  3. Se facilitará un código de inscripción que deberá aparecer en toda publicidad o promoción del alquiler.
  4. Inscribir el alojamiento en la Policía.
  5. Se facilitará un código de inscripción al que deberá hacer referencia cada vez que envíe el formulario del viajero con los datos de cada uno de los inquilinos.

Tramiuris se encarga de la gestión de inscripción en el Registro de Turismo de Andalucía y de todos los trámites necesarios para preparar dicha solicitud.